HELLFEST 2014 *DÍA 2

Si algo aprendimos el primer año que vinimos al Hellfest es que no hay que dejarse llevar por el ansia de ver a todos los grupos que puedas porque lo puedes pagar caro. El cansancio puede hacer que el último día te pierdas a grupos que querías ver por pararte un poco a descansar o a tomarte algo, así que el sábado procuramos no madrugar en exceso y distribuir lo mejor posible los grupos aunque muy a nuestro pesar rechazando a muchos que queríamos ver por incompatibilidad de horario.

Primero nos fuimos a ver al tributo de Led Zeppelin. No estuvo mal ir cogiendo ritmo cantando muchos de los grandes clásicos de una de las mejores bandas de la historia. Media hora no dio para mucho, pero ahí se quedó su actuación para deleite de los asistentes.

Después nos dispusimos a ver  a Skid Row, aunque nos sorprendió que tocaran tan pronto, ya que esperábamos que tuvieran algo más de importancia en el cartel de la jornada. Sin embargo su actuación fue un poco insípida, no deja de ser un grupo que un día fue Skid Row, pero sin llegar ahora a serlo, quizás en sala por lo menos se pueda disfrutar un poco más, sin ser demasiado exigente , de la nueva formación de la banda, pero no en un escenario en el que además como de costumbre, el sonido no era nada espectacular.

Esta vez sí, nos tomamos un merecido descanso tras la paliza del día anterior durante la hora de comer, sobre todo para poder visitar otras de las partes del enorme recinto del festival , que ofrecen comidas típicas, vinos y cervezas variados y muchos puntos de encuentro entre metalheads de diversos países. También visitamos  la zona de merchan , que por sus dimensiones merece dedicarle su tiempo y dedicación , ya que hay muchos artículos muy difíciles de encontrar en otros festivales.

Tras la comida y el paseo por el resto de zonas del recinto, así como por la cuidada zona de prensa, volvimos a los conciertos a eso de las 5, para ver a Dagoba. Se nota que los franceses tocaban en casa. Verlos en su país es una experiencia distinta a verlos fuera. Nosotros personalmente teníamos una espina clavada con ellos, ya que pese a haber trabajado con el grupo en su concierto de Oviedo, el trabajo de producción durante el día del mismo nos impidió poder disfrutar de su directo  y por eso acudimos a resarcirnos de aquella vez que no pudimos verlos en nuestra propia ciudad.

dagoba

La banda dio un gran espectáculo, con el público en el bolsillo y el grupo totalmente entregados a ellos. Hicieron un recorrido por lo mejor de su discografía con un setlist sin riesgos para ganarse al público. Sin duda son una banda muy apasionada que lo da todo en el escenario, y no solo en conjunto sino todos los miembros del grupo. Los cuernos se alzaban, y los walls of death exprimían al máximo el terreno, provocando oleadas de polvo que se extendían por toda la zona de los escenarios principales.

Entrando ya en las últimas bandas antes del anochecer, le tocó el turno a otra banda clásica en nuestros festivales y una de las que más veces hemos visto. Hatebreed llegó como siempre para romper cuellos, brazos y lo que hiciera falta. Los de Jamey Jasta son unos indiscutibles entre nuestros grupos favoritos, y si bien sus últimos discos nos han decepcionado un poco, o no han mantenido la línea que nosotros esperábamos, en directo son una auténtica apisonadora, ya lo hemos visto varias veces y siempre responden a lo que uno espera de ellos, con razón llenan salas allí donde van. En una edición pasada ya los pudimos ver aquí en el Hellfest y en el mismo escenario, pero el sonido les jugó una mala pasada y fue el peor concierto que vimos de ellos, quizás el excesivo viento que soplaba en ese momento fue uno de los causantes, pero el caso es que esta vez el sonido estuvo algo mejor y pudimos disfrutar de la banda, eso sí, acabando agotados como siempre.

hatebreed

Había justo después de Hatebreed, tres grupos nada menos que nos gustaría haber visto, Soulfly, Brutal Truth y Comeback Kid. Esto es lo que pasa en los grandes festivales, de repente te gustaría que hubiesen distribuido esos grupos en los espacios libres que tuviste, pero tocaba decidir. Llevábamos mucho tiempo sin ver a Soulfly, pero sinceramente fueron los primeros que desechamos, ya en nuestro último concierto nos pareció que Max Cavalera había bajado mucho su calidad en directo y eso mermaba a la banda. Además las referencias que nos llegaban de sus últimos conciertos no eran muy buenas, así que decidimos no arriesgar, y menos teniendo a otros dos grupos que ver. Al final nos decidimos por Brutal Truth, y no porque no tuviéramos ganas de ver a los grandísimos Comeback Kid, con los que tantas veces hemos disfrutado, sino porque al ser aparentemente su gira de despedida, y al no poder ir a ninguno de sus conciertos en España, decidimos que la ocasión lo merecía, así que acudimos a despedir a la banda como se merece. Unas ediciones atrás también los habíamos podido ver en el mismo escenario del Hellfest, y salimos francamente decepcionados, cuando llevaban además nuevo disco bajo el brazo. Quizás el ambiente no ayudó, ya que era una hora mucho más temprana y no había la cantidad de gente que se esperaba. Esta vez el ambiente por lo menos sería mejor, ya que a las 9 menos cuarto la carpa estaba a rebosar y no cabía un alma. No pudimos ponernos todo lo cerca que hubiéramos querido para disfrutar bien del concierto, pero aun así nos quedamos con un buen recuerdo del mismo, y del que probablemente será el último concierto que veamos de ellos. Una gran banda que echaremos mucho de menos, aunque no llegaran al nivel de sus primeros años.

Se iban acercando los que para nosotros eran los más esperados del festival, o por lo menos los que más ganas teníamos de ver, pero tendríamos que esperar hasta la última ronda de grupos para ello. Primero pudimos relajarnos un poco con dos grandes historias vivas del rock mundial como Deep Purple y Aerosmith, dos conciertos de los mas masificados del festival sin duda y en los que acercarse siquiera a donde se pudiera apreciar las figuras del escenario era prácticamente tarea imposible.

deeppurple

Creemos que el Hellfest este año  ha marcado un punto de inflexión en asistencia y calidad y poco a poco se va convirtiendo en el mayor festival de Europa sin duda alguna, y hechos como este lo demuestran. No es del agrado de nadie quedarse tan atrás para poder apreciar un concierto pero poco más puede hacer la organización. Por otro lado las dos actuaciones nos parecieron aceptables, ambos haciendo un largo recorrido a los clásicos de su historia musical que el público agradeció entregándose como con pocos grupos, no es para menos.

Pero por fin llegaron los últimos pases de la noche y con ellos los grandísimos Carcass, a los que tantísimas ganas teníamos de ver. Ya se iba rumoreando si serían capaces de hacer frente a Avenged Sevenfold, que tocaban a la vez, pero para nosotros no había color, los de Jeff Walker son de nuestros grupos favoritos y lamentablemente no giran con la asiduidad que nos gustaría, por lo que fuimos sin dudarlo a el esperado concierto, mucho más esperado tras haberle dado tantas vueltas al útlimo disco de la banda, un discazo donde los haya que demostraba que Carcass estaban lejos de haber perdido su estado de forma.

carcass

El concierto no solo respondió a nuestras expectativas, sino que fue para nosotros el mejor concierto del festival. Hasta ayudó el sonido que estuvo a la altura del grupo.  Tras empezar a sonar “Buried Dreams” la gente enloqueció y nosotros también, y Carcass comenzaron un poderoso repertorio que vino a demostrar que lo de la banda no es una de tantas reuniones para hacer billetes con una nueva gira mundial, sino un proyecto musical de los más sólidos que hay en bandas veteranas actuales a nivel mundial. Nos rendimos ante la apisonadora de Carcass como tantos otros allí presentes y nos fuimos a la cama más contentos que nadie, tras saber que habíamos vivido el que sería el concierto más intenso que seguramente viviríamos en todo el año.

*Fotos de la web de Hellfest.fr:

Dagoba: Insane motion

Hatebreed: Ozirith.com

Deep Purple: Ozirith.com

Carcass: Ozirith.com*

Deja un comentario